Somos un grupo de profesionales apasionados por la restauración

Si te has preguntado ¿Quiénes somos?, te lo contamos todo.
Somos un grupo de lo más variopinto de profesionales que decidimos un día comenzar una nueva andadura.
Emprender, comenzar a realizar lo que más nos gusta, nos llena y apasiona.
Para ello hubo que dejar atrás nuestros antiguos trabajos, en los que habíamos invertido ya muchos años de experiencia.
Invertidas muchas energías, miles de horas, pero con un recorrido, un aprendizaje y una caché importante nos lanzamos.
Montamos una empresa dedicada exclusivamente a lo que estáis viendo:
Realizar la restauración de todo tipo de botonaduras, centrales y dispositivos electrónicos.
Tales como pulsadores, interruptores táctiles o de presión.
Cada uno de los compañeros se dedica en exclusiva a una de sus aficiones que hemos asimilado ya como nuestra profesión y nos enorgullece el decirlo.
Y el poder transmitirlo y plasmarlo día a día para todos vosotros.

Hemos sabido conjugar perfectamente nuestras mejores pasiones y hacelo nuestra labor profesional.
Desde pequeños ya nos atraía el ruido del motor, el aceite y el olor a gasolina.
Aprendimos desde chiquititos a montar en moto, caernos y volvernos a levantar nuevamente.
Coincidimos en un trabajo todos nosotros y siempre encontrábamos un hueco en los descansos para comer todos juntos.
Para reunirnos frente a un bocadillo o tupper, poder todos charlar, desconectar y comentar las carreras de F1, por ejemplo.
Hasta que uno de los compañeros nos explicó que quería restaurar el interior de uno de sus coches preferidos.
Y que más cariño le tenía, su R5 turbo, por dentro estaba claramente envejecido, el paso del tiempo había hecho mella en él.
La botonadura estaba muy mal, desgastada, no se apreciaba nada a qué correspondía cada botón.
Con ningún lustre, pegajosos, sin pintura y claramente dañados todos los interruptores.
Después de mucho mirar por internet y que cada uno pusiera su granito de arena en la reconstrucción del interior al completo.
Incluyendo la consola central con todos sus pulsadores, los plásticos de ambos lados, el frontal,…

El trabajo de restauración requiere de paciencia, esfuerzo, buenos materiales y profesionales implicados

No nos terminaba de convencer porque no estaba del todo fino.
El trabajo claramente no era fiel reflejo ni de lo que era antes ni de la cantidad ingente de horas que habíamos invertido en su restauración.
Por ello, poco orgullosos de nuestros logros y con un pequeño enfado cada uno de nosotros, comenzamos nuestro particular I+D.
Y aquí empezamos a diseñar los pilares de lo que somos hoy.
Empezamos a estudiar, probar, experimentar la forma de conseguir los mejores resultados.
Fuimos  comprando diferentes tipos de pinturas, los plastificantes, sus aglutinantes, con tintas de 2 componentes.
Cobertores, retardantes del secado, aceleradores, pegamentos de distintas composiciones químicas y probando y probando.
Adquirimos toda una serie de botones de segunda o tercera o quinta mano en los desguaces para poder ir probando en cada uno de ellos.
Nuestras fórmulas magistrales y, hasta que no dimos con una solución óptima, la deseada e ideal.
No cejamos en nuestro empeño de mejorar para cada tipo de plástico su procedimiento adecuado, sus lapsos de secado…
Sus mezclas, forma correcta y adecuada de proceder en aras de lograr los mejores efectos, más durables y brillantes a la vez.
Una labor que, ahora echando la vista atrás se me hace muy largo, tremendamente latoso a veces con tantas pruebas fallidas.
Hasta que, poquito a poco conseguimos que esto funcionara, para todos y cada uno de los tipos diferentes de plásticos usados en la automoción.
Recuerdo que nos juntamos en la cena de navidad .
Y allí mismo, ya con la alegría de las fiestas y demás quedamos en vernos después de los reyes para hablar «en serio» sobre el proyecto.

El primer vehículo restaurado fue la prueba de fuego, y quedó genial

Lo primero que se habló fue de coger directamente un coche de un amigo y restaurarlo como si fuera de un cliente, una prueba de fuego.
Aún a pesar del rudimentario utillaje de que disponíamos en aquella época y las pocas herramientas y materiales disponibles…
Conseguimos que saliera a la perfección, en poco espacio de tiempo lo tuvimos finalizado.
Aún a pesar de ser un esfuerzo totalmente artesanal allá por aquellos tiempos…
Nos llenó el corazón ver el profesional éxito logrado, con el alto grado de satisfacción del primer cliente.
Todo dicho sea de paso, en la nave industrial de un amigo, que nos dejó un espacio para nosotros y al que le estamos eternamente agradecido (Jesús).
El resto fue cuestión de tiempo, esfuerzo de cada uno de nosotros, dinero y pasión por nuestra afición.
Gracias a todos vosotros por ayudarnos a lograr este sueño.

Título
Tipo de Servicio
¿Quiénes Somos?
Nombre del Proveedor
carbuttonslikenew.com,
Calle Illescas, 49,Madrid,Spain-28024,
Área
España + UE
Descripción
¿Quiénes Somos?, aquí te contamos el cómo comenzó nuestra andadura, los que componemos el equipo de la empresa y muchos detalles más sobre nuestro trabajo de recuperación de consolas de vehículos